Las alergias

Alergia

La alergia es una enfermedad conocida desde hace miles de años. Los antiguos chinos y egipcios ya la conocían y la asociaban a ciertos alimentos.

El término se usa actualmente para designar a numerosas enfermedades que se caracterizan por una reacción inmunológica anormal y que comprometen más frecuentemente a la piel, tracto respiratorio y aparato digestivo.

Es más frecuente en los primeros 7 años de vida y su correcto tratamiento definirá el futuro del comportamiento del sistema inmune del niño, ya que si la alergia no es bien tratada precozmente, puede continuar en el tiempo y dar origen a enfermedades más complicadas.

La enfermedad alérgica actualmente es muy frecuente. Se calcula que un 30% de la población occidental sufre al menos una manifestación clínica de alergia, y los niños presentan procesos crónicos como rinitis, dermatitis, asma y diversos problemas digestivos desde muy temprana edad, cuadros clínicos cada vez más difíciles de resolver, y que algunas veces dejan secuelas para el resto de la vida.

El tratamiento clásico es más bien sintomático, con diversos medicamentos anti que deprimen la respuesta inmune, tales como antihistamínicos, antialérgicos, antibióticos, antipiréticos y antiinflamatorios como los corticoides. Estos disminuyen la sintomatología, pero no tratan la causa del trastorno inmunológico, por lo que los cuadros de alergia se repiten y no mejoran realmente, necesitando de medicación muy prolongada.

Los síntomas más frecuentes son a nivel respiratorio y piel, pero en realidad la inflamación (itis) del organismo es a todo nivel apareciendo también sintomatología digestiva y genitourinaria. Algunos ejemplos de síntomas de alergia son la rinitis, picazón de ojos, asma bronquial, sinusitis, otitis, gastritis, hiperactividad, fatiga crónica, diarrea, constipación, enrojecimiento de la piel, cistitis, tos, dolor de garganta y muchos otros.

La alergia es una respuesta alterada del sistema inmunológico en la cual este reacciona frente a partículas que ingresan al organismo a través del sistema respiratorio y/o el sistema digestivo.

Nuestro sistema inmune, y todo nuestro organismo actual, se conformó a lo largo de millones de años de evolución. El medio ambiente, el aire y los alimentos con los cuales estuvimos en contacto hicieron que el sistema inmune los tolerara, es decir que no reaccionara contra ellos.

Cuando la persona hace una alergia significa que ya no se tolera a esa (s) partículas y este rechazo del sistema inmune produce la inflamación del órgano involucrado, pero la misma inflamación del órgano produce una respuesta alérgica, llevando a un círculo vicioso y a la cronicidad del cuadro clínico.

El tratamiento, desde el punto de vista de la Medicina Biorreguladora, no se reduce a disminuir los síntomas, sino que a tratar la inflamación crónica y a restablecer la respuesta adecuada del sistema inmune.

En el Centro VitaSana consideramos que en el tratamiento de una alergia la manera de alimentarse es fundamental. Por esta razón es que hacemos un Taller de Nutrición Funcional, en el cual se enseñan las bases fisiológicas de la nutrición, se dan recetas y se hace un seguimiento (couching nutricional) de los avances, los objetivos y progresos realizados.

Otro pilar del tratamiento es la desentoxicación y limpieza del organismo, el cual se logra con el nuevo estilo de nutrición, con sesiones semanales de tratamiento con desentoxicación iónica por agua.

El tercer pilar es la inmuno modulación y apoyo a los órganos más comprometidos. Esto se realiza mediante la confección de una receta magistral con compuestos naturales preparados mediante las normas de la Farmacopea Alemana.

Otra muy importante terapia de la alergia es el tratamiento con Biorresonancia. Ver terapia.

compartir